FavoriteLoadingAdicionar a Favoritos
¿Cuarta transformación? Reviewed by Alejandro Spindola Yañez on . Ya en los albores del siglo XIX Alejandro Humboldt advertía: “México es el país de la desigualdad”. Y desde entonces, la situación no es distinta. Acaso peor. H Ya en los albores del siglo XIX Alejandro Humboldt advertía: “México es el país de la desigualdad”. Y desde entonces, la situación no es distinta. Acaso peor. H Rating: 0

¿Cuarta transformación?

¿Cuarta transformación?

Ya en los albores del siglo XIX Alejandro Humboldt advertía: “México es el país de la desigualdad”. Y desde entonces, la situación no es distinta. Acaso peor.

Hoy en día en nuestro país sigue habiendo mucha desigualdad, cada vez más numerosa y de distinta índole: económica, social, cultural, educativa, de género, generacional, de oportunidades, territorial y un largo etcétera.

Para saber más

Conozca los conceptos de la Carta Magna que enmarcan este tema:

Democracia.
Distribución equitativa de la riqueza pública.
Política cultural.

Temas tratados en cada Concepto Constitucional: explicación, antecedentes, marco constitucional, leyes, thesaurus y actualidad.

Eso significa que hay muchos Méxicos y muchas mexicanidades; tantos Méxicos y tantas mexicanidades, como mexicanos. Cada quien tiene y vive en su propio México. Todos los Méxicos existen, sean reales o imaginarios. Todos están presentes, con convergencias, con divergencias. Hay Méxicos dignos y hay Méxicos indignos. Los hay mejores y peores. Muchos, son del pasado; menos, del presente; pocos, muy pocos, del futuro. Hay Méxicos que no acaban de irse y Méxicos que no acaban de llegar. Méxicos que deben preservarse; Méxicos que deben desecharse.

Son Méxicos complementarios y al mismo tiempo contradictorios; algunos, incluyentes; los más, excluyentes.

Cierto, se trata de generalizaciones, las que sin embargo perfilan comportamientos e interrelaciones, con mitos y estereotipos de por medio. Imaginarios colectivos.

Los resultados de las elecciones de julio de 2018 parecen arrojar algo de luz a todo este respecto. Pero todavía es insuficiente. Habrá que esperar las consecuencias.

Pero por lo pronto, las evidencias no son alentadoras ni en la forma ni en el fondo. Ambigüedades, generalizaciones, dogmatismo, contradicciones, simulaciones, “errores de dedo”, maniqueísmo, falsedades, desaires, incompetencias, voluntarismo, mesianismo, discurso político con mensajes bíblicos, ocurrencias, improvisaciones, amenazas, insultos, denostaciones y, sí, injusticias y arbitrariedades, por decir lo menos, han caracterizado los primeros 46 días del nuevo gobierno.

Desde estas evidencias se puede concluir que, conforme a la dialéctica hegeliana, según la cual los opuestos se resuelven en una forma superior o síntesis, la autoproclamada Cuarta Transformación no es el camino para generar un México nuevo y distinto, moderno y convergente, donde podamos convivir todos los mexicanos pese a nuestras personales mexicanidades. Un México unido en la diferencia.

Para lograr esto se requiere de demócratas, no de caudillos. La Historia lo demuestra.

Carlos Sánchez Lara Tajonar

Observatorio de Vigilancia Estratégica
14 enero 2019  Núm. 29
Suplemento

Clarisoft SA de CV.

Powered by WishList Member - Membership Software
Powered by WishList Member - Membership Software
Scroll to top